En I Web Marbella queremos dedicar este artículo a todas las preguntas que quieran hacer su página web o tienda online para su empresa.

Además vamos a responder a las preguntas relacionadas que nos llegan mediante nuestro correo electrónico o llamadas de telefono de empresas, autónomos que nos preguntan acerca de invertir en una web o en cambiar su propia web la cual se hizo por una persona con pocos conocimientos porque vió un tutorial en youtube de como se hacía una página web y claro, ahora esas personas, empresas o autónomos no logran sacar beneficio de esa inversión y sienten que han hecho un gasto innecesario.

Nuestra experiencia en el diseño web en Marbella y Costa del Sol data desde el año 2002 y nos dice que aproximadamente el 90% de las personas/empresas que nos contactan para informarse es porque ellos mismos ya han detectado que su página web no tienen visitas, no aparecen en google o estan en la página 5 del buscador, ven que la competencia vende y ellos no….un sin fin de dudas y preguntas que vamos a aclararte un poco más..

La web se hizo aparentemente bien pero está mal configurada, se ve muy anticuada, no es responsive (adaptada a dispositivos móviles) o no tiene la información actualizada ni un diseño acorde a la actualidad, además de otras cosas, mal configuradas para Google, mal SEO para posicionamiento, algoritmos mal hechos, exceso de plugins innecesarios, cargas lentas, estructuras malas, no hay envios de sitemaps, no hay metas bien definidas, etc, etc,

. Y ¿entonces? ¿si ya tienen claro que algo no va bien porqué nos lo preguntan? Sencillo y muy comprensible, una página web realizada correctamente por profesionales supone invertir dinero y se quiere saber con seguridad que esa inversión merece la pena. El otro 10% restante no han detectado nada y buscan la manera de mejorar aún más ya que conocen los beneficios que puede suponer para su empresa. Sí, una página web es como los extras de un coche, siempre hay cosas que añadir, ahora bien, ¿verdad que al coche de un granjero no le pondríamos tapicería de cuero? Pues según la empresa, los servicios que ofrezca o la imagen que quiera transmitir, no es necesario incluir extras e incluso puede ser improductivo hacerlo.

Nosotros siempre hablamos a nuestros clientes que existen dos tipos de páginas web, las que son un gasto y las que son una inversión.

El primer tipo la conocen muchísimos, aquella primera web realizada por alguien con pocas nociones de programación, un joven freelance sin mucha experiencia o alguna empresa que ofrece páginas web a precios extremadamente económicos porque vió un tutorial en internet de como se hace una web, pero OJO ! aquí hay vienen los «contras» que supone a corto plazo. También aquellas páginas web que tienen servicios excesivos y programaciones que lo único que suponen es lentitud y dificultan la navegación del usuario. En este caso hablamos de gasto ya que ese dinero y/o tiempo invertido que no retornará.

En el segundo caso hablamos de un proyecto estudiado a fondo para sacar el máximo rendimiento a nuestros objetivos.

La opción profesional supone una inversión algo mayor (mucho menos de lo que uno cree) pero que será amortizada con el tiempo

La famosa frase de “lo barato sale caro” es una realidad pero sobretodo en la pérdida de tiempo y oportunidades reales de conversión ya sea porque directamente los usuarios no visiten nuestra página web o porque una vez dentro no les atraiga el contenido y cesen de navegar en ella.

Si tienen alguna duda, por favor no duden en contactar con nosotros. De ustedes depende hacer una inversión y sacar rentabilidad o gastar el dinero tontamente.